Anticongelante/

Refigerante

Se le llama refrigerante y anticongelante, porque, por un lado, mantiene el motor en la temperatura óptima de funcionamiento, que se sitúa aproximadamente en los 90 ºC. Por otro lado evita que con las bajas temperaturas exteriores, hablamos de varios grados bajo cero, haya congelación en alguna parte del circuito, una congelación que evitaría la correcta refrigeración del motor y, por tanto, traería serios problemas mecánicos.

Este líquido anticongelante hay que sustituirlo cada cierto tiempo, y es una de las 10 cosas que se debería comprobar antes de la ITV. Cuándo, depende del fabricante, pero hablamos de dos años, en general, y de entre 40.000 y 60.000 km (como siempre, lo que suceda antes, que suelen ser los dos años). Consulte con nuestros expertos lo mas adecuado para su coche y las ofertas disponibles solo en Motorclean